Para mejorar la calidad de nuestros servicios, brindarle una grata experiencia y analizar sus hábitos de navegación como usuario de http://www.club-saludable.com/, le informamos de que utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando por http://www.club-saludable.com/ consideraremos que acepta el uso de las cookies. Si desea obtener más información, puede acceder a nuestra política de cookies pinchando aquí.

5 consejos saludables para perder peso

Martes, 29 de Marzo de 2016

Tras las vacaciones de Semana Santa, somos muchos y muchas los que nos proponemos eliminar esos kilos de más que hemos cogido gracias a los deliciosos dulces que se cocinan en esas fechas. Nuestro deseo es regresar a una rutina alimenticia y deportiva que nos devuelva la energía necesaria para la actividad diaria.

Por eso hemos recopilado estos 5 consejos saludables que os van a ayudar a esta tarea, que nos llevará unos días, pero que es importante que hagamos sin cometer errores para no entorpecer la salud ni alargar más de la cuenta la eliminación de los kilos.
  • Elimina el plato principal. Son los que más calorías tienen, prueba a cambiarlo por comer 2 entrantes. Lograrás hacer la comida más ligera e incluso más entretenida, ya que los entrantes suelen ser comidas con menos grasas pero gran sabor. Vigila también no mezclar ni comer demasiados hidratos de carbono: evita el pan, o no lo comas si, por ejemplo, vas a comer pasta.
  • Sustituye los dulces por fruta. No sólo en los postres, sino sobre todo en esos pellizcos de hambre que tienes a media jornada en el trabajo por el gasto de energía. En lugar de dulces o bollería industrial, llévate y come una pieza de fruto, a ser posible que sea jugosa y también te aporte agua. No sólo comerás menos calorías, sino que aportarás agua e hidratación a tu organismo.
  • Lávate los dientes después de comer. No sólo es una medida higiénica muy saludable, sino que evitará que te quedes con ganas de comer algo más debido para eliminar el último sabor y sensación que se te ha quedado en la boca. Es especialmente importante hacerlo tras la cena, para reducir al máximo la posibilidad de tener la tentación de comer algo más antes de meterte a la cama.
  • No tomes bebidas azucaradas o alcohólicas. Todas ellas son calorías que no aportan energía (no confundas la cafeína que hay en alguna de ellas con la energía en forma de nutriente) y ralentizarán tu objetivo de pérdida de peso. Además, alguna de ellas animan el apetito por los sabores o el exceso de azúcar que contienen.
  • Sírvete el plato y aleja la fuente de comida. Mide las raciones que vas a comer y sírvetela, pero no caigas en el error de dejar más comida cerca que te haga servirte más de la cuenta. Guárdalo para otra ocasión.