Para mejorar la calidad de nuestros servicios, brindarle una grata experiencia y analizar sus hábitos de navegación como usuario de http://www.club-saludable.com/, le informamos de que utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando por http://www.club-saludable.com/ consideraremos que acepta el uso de las cookies. Si desea obtener más información, puede acceder a nuestra política de cookies pinchando aquí.

Perder peso y reducir el colesterol

Lunes, 20 de Junio de 2016

No es un misterio para nadie que mientras más gordos estemos más vamos perdiendo los niveles más apropiados de colesterol. Antes de continuar y para discernir claramente, vamos a determinar de qué se trata y cómo se relaciona con el peso.

El colesterol tiene una semejanza a la grasa y es esencial  para el ser viviente, incluso ya sean personas o animales. Su aposento preferido es en las arterias. Se inicia en las células, luego este comienza a propagarse por el sistema circulatorio y llega perjudicialmente  al  hígado y, en el peor de los casos, a un punto delicado que es el corazón, una situación en la que ya nos estaría perjudicando seriamente.

Un elevado índice de colesterol  en la sangre y depositado en las arterias es muy peligroso produciendo la llamada arterioesclerosis, que provoca una notoria y creciente congestión de las arterias.

Afortunadamente, prevenir el colesterol es relativamente sencillo. Se trata de evitar consumir; grasas y aceite saturados, carnes como el cerdo y cordero, manteca, margarina y mantequilla, productos lácteos altos en grasas y en general comidas rápidas, aperitivos envasados y snacks.

Pero sobre todo, se trata de que completes tu alimentación con los llamados alimentos buenos para luchar contra el colesterol alto:

- El más eficaz comprobado científicamente es la fibra: cereales o frutas, no olvidando el aguacate (grasas muy buenas), legumbres (muchas proteínas)  y las verduras (muchas vitaminas).

- Entre las legumbres tenemos lentejas y garbanzos, ambas compuestas por hierro y  antioxidantes, vitamina A y B estos evitan la acumulación en nuestras arterias.

- Las renombradas verduras, su más grande componente es de fibra y antioxidantes, es significativo el beneficio de la  berenjena, esta comprende un alto porcentaje de fibra lo cual aprisiona la grasa y nos ayuda a expulsarla usando como vía directa  el intestino.

- Los frutos secos aportan fibra y particularmente las nueces abarcan un gran número de ácidos que nuestro cuerpo transforma en Omega 3, lo cual nos sirve para bajar el nivel del colesterol.

- Las anchoas, sardinas y salmón, son pescados fáciles de conseguir y muy recomendables. Otros más exóticos y beneficiosos pueden ser pez espada, pescado azul, rodaballo…

Según médicos entendidos en la materia han establecido, si un sujeto presenta colesterol con incremento y gran índice en él, por encima de los 200 mg/dl y además también presenta sobrepeso, la probabilidad de sufrir una variante de las enfermedades relativas a la obesidad es muy, muy alta.

El sistema básico y fundamental para racionar las ya celebres calorías es muy fácil:

- Entre un 45, 50  y 55 % como máximo y muy variable de hidratos de carbono

- Un 10-15% de proteínas

- Un 20-25% de grasas.

Solo así podemos  mantener saludable nuestro organismo, estar radiantes  y sobre todo muy vigorosos y con niveles aceptables de colesterol.